Dios de personas ocupadas

A veces pensamos que los que deciden acercarse a Dios o a la Iglesia son personas que no tienen que hacer…

-Cuando Dios llamó a Moisés, estaba ocupado con sus ovejas en el monte Horeb
-Cuando llamó a Gedeon, estaba sacudiendo el trigo en una era
-Cuando buscó a Saul, estaba buscando las asnas de su padre
-Cuando llamó a erliseo, estaba arando con doce yuntas de bueyes
-Cuando llamó a David, estaba apacentando las ovejas de su padre
-Cuando llamó a Nehemías, estaba sirviendo al rey
-Cuando llamó a Amós, estaba pastoreando sus ovejas
-Cuando llamó a Pedro y a Andrés, estaban hechando las redes al mar
-Cuando llamó a Juan y a Santiago, estaban aderezando sus redes
-Cuando llamó a Mateo, estaba cobrando impuestos

Ninguno, pues, estaba con los brazos desocupados…
Tú, te consideras una persona muy ocupada?

El Análisis Final

La gente comúnmente es incomprensible, ilógica

y egoísta,

perdónales de todas maneras.

Si eres amable, la gente podrá tildarte de egoísta

y con motivos ocultos,

sé amable de todas maneras.

Si eres un triunfador, ganarás algunos falsos

amigos y algunos verdaderos enemigos,

triunfa de todas maneras. Sigue leyendo

Diez compromisos con el éxito

1) Nunca más vuelvas a compadecerte de ti mismo, ni a menospreciarte.

2) Nunca más vuelvas a saludar el amanecer sin una meta.

3) Baña siempre tus días en el dorado resplandor del entusiasmo.

4) Nunca más vuelvas a ser descortés con ningún ser viviente.

5) Busca siempre la semilla del triunfo en las adversidades.

6) Desempeña las tareas en la mejor forma en que puedas hacerlo.

7) Pon todo tu ser, en todo lo que hagas.

8) Ve hacia las oportunidades, no esperes solamente que ellas vengan a ti.

9) Examina cada noche, los hechos del día.

10) Mantente siempre en contacto con tu Creador a través de la Oración.

Busca dentro de tu alma

Paseaba un día en la mañana, con mi padre, cuando él se detuvo en una curva en medio de una carretera vieja, con poca fluencia de vehículos y de gente, eso fue lo que observaba en ese momento, y después de un espacio de silencio me preguntó mi padre:

*¿Andrés, además del cantar de los pájaros, el radiante sol, el olor de las rosas que están mas allá de la montaña escuchas alguna otra cosa más hijo mío?

Vi hacia mi alrededor y después de algunos segundos le respondí:
*Estoy escuchando el ruido de una carreta, padre. Sigue leyendo

Mis diez mandamientos

1) Soy honrado conmigo y con los demás. Aprendí a enfrentar los hechos y a construir una base segura hecha en la verdad.

2) Soy un ser que vive el presente. Cada instante de mi vida es más
importante que ayer. Es hoy.

3) Soy un ser con un sentido en mi vida, tengo por quien vivir y luchar.

4) Soy un ser que puede oír a los demás sin alterarme. Soy capaz de
comprender.

5) Soy capaz de hacer bien las cosas diarias de mi vida y me siento bien por ello.

6) Soy un ser lleno de confianza y felicidad.

7) Soy un ser que me preocupo por mantenerme sano, feliz y en paz.

8) Soy capaz de disfrutar de las cosas sencillas y de encontrar placer en la sana alegría, en la música y en la poesía.

9) Soy capaz de reírme una o más veces al día.

10) Soy capaz de encontrar placer en mi trabajo, en el día en que vivo y el aire limpio y puro que respiro. Porque soy hecho para merecerme esto y muchas cosas más.

La limpieza

La semana pasada tiré el preocuparme, se estaba poniendo viejo y me estorbaba. Me impedía ser yo misma, no podía actuar a mi modo.

Tiré esas inhibiciones, no dejaban lugar para mí.

Hice lugar para mi nuevo crecimiento; me deshice de mis viejos sueños y dudas. Tiré un libro sobre mi pasado (igual no tenía tiempo para leerlo).

Lo reemplacé con nuevas metas y empecé a leerlo hoy.

Tiré los juguetes de mi niñez (¿recuerdan cuánto les estorbaba yo?)

Conseguí una nueva filosofía y también tiré la de mucho tiempo atrás.

Compré algunos libros nuevos llamados: puedo, haré y debo.

Tiré el podría, haría y debería. ¡Ah!, si hubieran visto el polvo…

Me topé con un viejo amigo, a quien no lo había visto hace bastante tiempo, creo que su nombre es Dios.

Si, realmente me gusta su forma de ser. Me ayudó con la limpieza y agregó algunas cosas, tales como: oración, esperanza y fe.

Sí, las puse en mi estante.

Tomé algo especial y lo coloqué en la puerta principal. La encontré se llama paz.

Ya nada me puede abatir. Ahora mi casa esta muy linda, todo se ve bastante bien.

Para preocupaciones y problemas, simplemente no hay lugar.

Es bueno limpiar la casa, especialmente la interior; ya que deshacerse de tanta cosa que estorba, hace todo más alegre.

A lo mejor tú deberías tratar de hacer lo mismo.

Vive tu vida al máximo

Aprovecha al máximo cada hora, cada día y cada época de la vida

Así podrás mirar al futuro con confianza y al pasado sin tristeza

Sé tú mismo

Pero sé lo mejor de ti mismo

Ten valor para ser diferente y seguir tú propia estrella

Y no tengas miedo de ser feliz

Goza de lo bello

Ama con toda el alma y el corazón

Cree que aman, aquellas personas que tú amas

Olvídate de lo que hayas hecho por tus amigos y recuerda, lo que ellos han hecho por ti

No repares en lo que el mundo te debe y fíjate en lo que le debes al mundo

Cuando te enfrentes a una decisión, tómala tan sabiamente como te sea posible

Luego olvídala

El momento de la certeza absoluta nunca llega

Sobre todo recuerda, que Dios, ayuda a quienes se ayudan a sí mismos

Actúa como si todo dependiera de ti, y reza como si todo dependiera de Dios

Vive cada día a plenitud.